Pierre Boulez y la fuerza dionisíaca

entremés

            El hombre de ahora experimenta fuerzas vitales arrasadoras que nos acercan a la muerte, a la crisis y al caos. El culto cristiano y la espiritualidad se están transformando, y ya no proyectamos nuestros miedos construyendo templos ni realizando ritos a los dioses (al menos como los conocíamos porque existen dioses y ritos modernísimos, que es hacia donde apunta esta entrada). Nos encontremos conscientes de que nuestra fuerza creadora sea ajena a nosotros o no, todos aceptamos la idea de que las proyecciones divinas son la consagración o el epítome de nuestros deseos, miedos y desaciertos. Comenzamos el siglo XX en una crisis tremebunda. Asqueados por un lado de la moral victoriana, de las composiciones postrománticas, de un realismo con carestía de símbolos, y por otro, sedientos de guerra y muerte; nacen las vanguardias. La coyuntura lo había permitido, el siglo XIX, y en especial los postrománticos nos habían llevado a una crisis y era menester que el Ser Humano encontrara nuevas formas de expresar sus pensamientos. Había entonces  en las corrientes artísticas una parvedad por demostrar la alegría, el dolor y la angustia: y el nacimiento del psicoanálisis nos  augura  la venidera música intelectual y la eclosión del arte.

Klimt_The_Tree_of_Life_Stoclet_Frieze_D-GK2107

 

Decidí elegir al compositor y director de orquesta francés Pierre Boulez (Montbrison, 1925 -) tras escucharlo dirigir a Anton Bruckner y porque escuchar sus composiciones me producen escalofríos y me embriagan. Los críticos académicos siguen siendo muy empedernidos en cuanto a interpretaciones musicales,  y  Pierre Boulez no escapó al festín tras su magnífica dirección de la octava sinfonía en Do menor de  Bruckner. Quizá porque muchos no le perdonaron su alejamiento de la Academia o que fuera discípulo del revolucionario Karlheiz Stockhausen. El hecho es que en Boulez encontramos un geniecillo de esos de los que nos habla Nietzsche en “El nacimiento del a tragedia” pues reúne muchas de las características de los Dionisos modernos.

 

Pierre Boulez, el dionisiaco, aparece en medio de la nada con sus polémicas sonatas para piano, viscerales y embriagadoras, pero sobre todo cerebrales.

Pierre Boulez, el apolíneo, nos ensaña nuevas formas estéticas y nos demuestra, que toda obra artística tiene una belleza inherente e intrínseca.

varese2young

Kant manifestaba que si bien es cierto, la estética busca ser ese puente entre la forma y el fondo, lo material y lo espiritual; ambas funcionan sin una razón pero con un propósito. Sin embargo,  el final es la creación en sí y el placer está en el “trabajo” o el placer producido por el “trabajo” o la “obra”.  

 

                Pues sí, Boulez me embriaga con sus trabajos, que pretenden ir más allá de la música dodecafónica (sistema de composición que utiliza los doce sonidos de la escala  sin establecer ningún tipo de jerarquía entre ellos) y está desarrollando lo que han llamado el serialismo integral. Es que realmente lo logra, cuando uno escucha Explosante-Fixe podríamos imaginarnos a las mujeres que suben en estado de éxtasis a las nevadas montañas en el Parnaso y realizan danzas y comen carne cruda en honor a Dionisos. A esto apunta la muy actual teoría de Walter F. Otto (1874-1958) acerca de la contradicción de Dionisos y la comprendo de esta manera y relacionándola con Boulez. Dionisos

edvard_munch_-_madonna_(1894-1895)

 (quien reencarna el placer y la sinuosidad, lo hace a la vez con la belleza y la forma) representa el

 hecho social en el que vive el Ser Humano de hoy (visible por medio de los artistas, en este caso por

 medio de Boulez) de la manifestación de alegría pero a la vez de un pánico tremendo al enfrentarse con la realidad y lo nuevo. Nosotros somos Las Bacantes, que huimos presas del pánico, un pánico atonal que se refleja en el caos. Dionisos ha llegado a las puertas de Tebas para condenar a los tebanos, y  se confronta con Penteo, quien encarna la pertinacia e intransigencia de los ignorantes, pues estamos sometidos al Logos.

Es esta desbaratada teoría la que nos demuestra la actualidad del conflicto dionisíaco y la creación en la oscuridad de la noche, de nuevas ideas que al amanecer ven confrontarse con la hipócrita vida de los “penteos” ….una vez más, tememos que nuestra mente nos acerque a la muerte o al caos, pues después de todo vivimos una crisis.

he aquí una composición de Boulez dirigida por él mismo: 

 



Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s