El surrealismo de Meredith Monk

(recomiendo leer mientras escuchan el video)

Todavía hoy hablar del arte fluxus es un tabú, y de hecho me siento atemorizado de inmiscuirme en este complejo espacio del arte.  Pero no puedo resistir no hablar del trabajo de Meredith Monk (Lima, 1942 – ).  Es una mujer tan sexy, culta y versátil: simplemente irresistible. Se graduó de Bel Canto y Artes

Monki2dramáticas, es directora de cine, compositora, coreógrafa, directora artística y hace unos años escribió una Ópera titulada “Atlas: opera in three parts” (la cual estoy bajando gracias a rapidshare) y bueno basta decir que tiene un Doctorado Honoris Causa por Juilliard School.

Tras observar uno de sus filmes: “Book of days” (1988) me queda claro su intención de desaparecer el tiempo, el “timelessness” que dibuja ciclos en la arena y que proyecta mediante la innovación de técnicas vocales y mezclando el “happening performance” del teatro, es decir convirtiéndolo en cine. En “Book of days” nos acercamos al mundo judío de la Edad Media  por el lente de un narrador del siglo XX y simultáneamente por uno medieval. Es así como el tiempo y la concepción del “antes” y del “después” se esfuman. Las protagonistas, una niña judía capaz de ver el futuro, y una anciana que vive en una cueva, que es capaz de ver toda la Historia de la humanidad.  La niña judía y la loca anciana huyen de la plaga que se expande por Europa y las persigue. He aquí el simbolismo: la dicotomía entre lo monstruoso, lo estéticamente reprochable; y lo milagroso y bello se  unen.

Esta implicación del tiempo en la película y para los judíos en general, acerca de concebir ciertos hechos históricos como factores determinantes para trazar una línea y empezar a contar los años realmente es maravillosa.  Se ajusta a un sentimiento muy actual, los judíos siempre fueron una minoría, y aunque ellos fijaran sus patrones para medir el tiempo, estuvieron bajo el dominio de otras tribus e imperios, por lo que terminaron optando por universalizar el calendario.

Si hay algo que me encanta de la concepción judía del tiempo es que el día empieza con la puesta del sol, con el nacimiento y la aparición de las estrellas. Evidentemente esto es una metáfora de cómo conciben la vida y el tiempo mismo.  La Torá dice :”y fue la noche y fue la mañana; el primer día”

filmspan

Meredith no usa partituras sino que ella enseña a los músicos a interpretar las composiciones y memorizarlas como parte del flujo artístico, del happening perfomance característico en su arte.  La crítica la ubica en la música avant-garde, pero esto es solo una etiqueta para establecerse en el mercado.monk2

Es curioso porque muchos pueden pensar que Meredith represemta la antítesis de la generación dionisíaca de la que es partícipe Boulez, pero no es así. Me parece que ambos discurren por las mismas vias, vías que  están ligadas a la música de las esferas, las vibraciones de los cuerpos y los planetas. Para lograr esto utiliza casi siempre el piano, y de vez en cuando algunas cuerdas. Su fin es una nueva armonía. Espero que esté con nosotros por mucho tiempo más.


este es un pedazo de Book of days  que me encantó



Anuncios

1 comentario

  1. Ella suena interesante. Nunca había oído hablar de ella. Genial D:


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s